Encuentros Sudamérica

Encuentrosud





Anoche sus familiares y amigos se reunieron en el Centro Simón I. Patiño, en la ciudad de Cochabamba, Bolivia donde tuvo lugar el sencillo acto de premiación, no solo a Jorge Mansilla, también a Pedro Plaza, ganador del Gunnar Mendoza en Gestión Cultural.

Reconocimiento. Pedro Plaza, Wilma Alanoca, ‘Coco Manto’ y Pablo Mansilla.

Reconocimiento. Pedro Plaza, Wilma Alanoca, ‘Coco Manto’ y Pablo Mansilla. Foto: Fernando Cartagena

La Razón (Edición Impresa) / Angélica Melgarejo / Cochabamba

10:51 / 27 de septiembre de 2019

El escritor y periodista Jorge Mansilla Torres, Coco Manto, recibió ayer el Premio Nacional de Culturas 2019, galardón que rinde homenaje a las letras del poeta que usó sus versos para combatir las dictaduras.

“Desde hace algunos años nuestra condición de país plurinacional ha reivindicado la palabra pachi, gracias en quechua, por eso no solo mi obligación de agradecer, sino de ratificarles mi lealtad por este reconocimiento, el Premio Nacional de Culturas 2019, pachi”, decía el texto escrito por Mansilla y que fue leído en el acto por su hijo Pablo.

Aseguró que el premio, “honra insigne”, significa “grave responsabilidad” que es aceptada. “En cuanto tenga las capacidades físicas y volitivas, hoy disminuidas, reasumiré mi responsabilidad de ser un comunicador y militante de las transformaciones que favorecen a nuestro país, como fue mi curso de vida y entrega durante los últimos 50 años, como periodista, radialista, poeta, comentarista de humor o proponente de coplas del cantar popular”, dijo.

En marzo pasado, Coco Manto permaneció cerca de un mes internado en Terapia Intensiva de la Clínica Belga, luego de sufrir al menos tres infartos cerebrales, y desde entonces dedica tiempo y esfuerzo a su recuperación. La tarea es acompañada por su esposa Martha y sus hijos Pablo y Mariel.

Anoche sus familiares y amigos se reunieron en el Centro Simón I. Patiño, donde tuvo lugar el sencillo acto de premiación, no solo a Mansilla, también a Pedro Plaza, ganador del Gunnar Mendoza en Gestión Cultural.

El evento, que empezó con melodías del cantautor Willy Claure, sirvió para recordar el trabajo del escritor, periodista y poeta.

Claure recordó un correo electrónico que le envió Mansilla en 2015, que decía: “Te escribo un verso nada más, de título Cueclaure”, donde los sonetos se referían a las cuecas compuestas por el artista. Los versos fueron agradecidos, “no puedo quedarme callado, voy a dedicarle una canción que titula Canto a Coco Manto”, dijo y empezó a tocar la guitarra y a cantar: “Coco Manto sembró un verso abierto de trigo en flor, a su tierra tan amada”. Casi al finalizar la melodía, Mansilla ingresó al salón en medio de aplausos.

La entrega del premio fue antecedida por un video biográfico que recordó la vida y obra de Coco Manto, sus versos, la vida en el exilio, su incursión en el periodismo escrito tras dejar las radioemisoras mineras, descritos por amigos y allegados.

Wilma Alanoca, ministra de Culturas, entregó un cheque simbólico por Bs 60.000, una medalla de oro y una estatuilla, en medio de ovaciones y aplausos.

Inmediatamente se exhibió otro video, donde sus compañeros de arte le expresaron su cariño y reconocimiento; el primero fue Ernesto Cavour, que al son de su charango le dijo: “Querido Coco Manto, he venido con mi charanguito como hace 57 años, pero esta vez para felicitarte por el premio, tú lo mereces”. Modesto López, conductor del programa Pentagrama, le envió abrazos.

“Querido Coco, si alguien merece ese premio eres tú, en ti nos sentimos premiados todos los que soñamos, peleamos, trabajamos por una vida bella para todos”, manifestó Lorgio Vaca; en tanto que Matilde Casazola le dedicó unos versos para luego destacar “el empeño pertinaz de servir a su país a través de sus diversos talentos. Jorge poeta, Jorge pensador, Jorge periodista, Jorge humorista, lo hacen digno de ésta y otras semejantes distinciones”.

Alanoca confesó sentirse emocionada “por el valor del ser humano, ese amor que le tiene al país y que le inspira a expresarse mediante las artes, es lo que construye un país, una sociedad”, dijo al tiempo de felicitar a los artistas.

El escritor derramó algunas lágrimas y se mostró visiblemente emocionado al escuchar sus versos, declamados por niños. Minutos después, dejó el acto entre abrazos, flores y buenos deseos.

Categoría(s): General

Deja un comentario


Acceder con Facebook
Acceder