Encuentros Sudamérica

Encuentrosud

Se eligieron las 10 mejores novelas bolivianas

SE ELEGIERON LAS DIEZ NOVELAS BOLIVIANAS MÁS REPRESENTATIVAS

El “Encuentro sobre la novela boliviana” efectuado del 22 al 23 de agosto en el Centro pedagógico Simón I. Patiño concentró a 31 personalidades del ámbito de la literatura. En este evento se conoció las diez novelas más representativas del país y se presentó cinco textos adicionales como propuesta para que el Ministerio de Culturas efectúe la reedición de las mismas hasta fin de año, actividad coordinada por el Viceministerio de Interculturalidad y la Carrera de Literatura de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Entre las elegidas se encuentra: Juan de la Rosa” de Nataniel Aguirre, “Raza de bronce” de Alcides Arguedas, “Aluvión de fuego” de Oscar Cerruto, “La Chaskañawi” de Carlos Medinaceli, “Los deshabitados” de Marcelo Quiroga Santa Cruz, “Tirinea” de Jesús Urzagasti, “Matías, el apóstol suplente” de Julio de la Vega, “Felipe Delgado” de Jaime Saenz, “El otro gallo” de Jorge Suárez y “Jonás y la ballena rosada” de Wolfango Montes.

Entre las obras sugeridas están la “Selección de Historia de la Villa Imperial de Potosí” de Bartolomé Arzáns de Orzúa y Vel a, “Íntimas” de Adela Zamudio, “La Virgen de las siete calles” de Alfredo Flores, “El Loco” de Arturo Borda y “El run run de la calavera” de Ramón Rocha Monroy.

Participaron de las mesas de trabajo efectuadas desde la realización de la Feria Internacional del Libro de La Paz (del 5 al 14 de agosto) los escritores: Willy Camacho, Giovana Rivero, Paz Padilla, Giancarla Quiroga, Rodrigo Hasbún, Gonzalo Lema, Ramón Rocha Monroy, Gilmar Gonzáles, Dora Cajia, Marcelo Villena, Maria Tersa Medeiros, Mauricio Souza, Maria Soledad Quiroga, Juan Claudio Lechín, Geovana Rivero, Enrique Rocha Monroy, Gonzalo Lema y Jorge Alejandro Suárez.

Entre los académicos se encuentran: Marcelo Villena, Raquel Montenegro, Omar Rocha, Gilmar Gonzáles, Juan Carlos Orihuela, Claudia Bowles, Jackeline Mejía, Adolfo Cáceres, Javier Sanjinés, Luís Antezana, Oscar Rivera Rodas y Elena Ferrufino.

Directores de revistas y suplementos: Mariposa Mundial, La Brújula de El Deber, La Ramona de Opinión, Lecturas de Los Tiempos, El Duende de La Patria, Fondo Negro de La Prensa, La Razón, La Época y Correo del Sur. 
Representantes de las editoriales Plural, Santillana, La Hoguera, Nuevo Milenio, Correveidile y Gente Común. Además de miembros de las Cámaras Departamentales del Libro de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. 
Actividad realizada en cumplimiento al convenio interinstitucional firmado entre el Ministerio de Culturas y la Carrera de Literatura.

La entidad cultural publicará posteriormente una reedición popular de distribución gratuita.

JM
La Paz, Agosto 18 de 2009

Fuente: Ministerio de culturas – Bolivia

El listado, por orden de importancia, de las obras fundamentales de la literatura boliviana

Juan de la Rosa. Esta obra de Nataniel Aguirre es una de las pocas novelas bien construidas del siglo XIX, según los expertos. Se constituye en uno de los primeros escritos en centrarse en la construcción de un sujeto nacional boliviano. Este libro describe las memorias del último soldado de la Independencia.

Felipe Delgado. La obra de Jaime Saenz tiene un gran valor estético porque logra construir nuevas formas de narración. Todo el denominado “boom” de la novela urbana surgió a partir de este texto de Saenz. El libro trata de un paceño que, poseído por el alcohol, deambula por la ciudad buscando algún sentido a su vida.

Jonás y la ballena rosada. Es la obra más contemporánea de la lista y fue escrita por Wolfgango Montes. Es considerada la obra cruceña por excelencia. Su riqueza literaria deambula entre los límites de la ironía y de la farsa. Es una de las novelas mejor construidas de la lista. El libro se centra en la vida de una familia con personajes variopintos.

Los deshabitados. Este texto de Marcelo Quiroga Santa Cruz es una obra que marca el rumbo de una nueva narrativa boliviana, porque muestra nuevos lenguajes y actores. Universaliza la literatura boliviana, ya que se separa de la temática social de los autores de aquella época. La novela narra la historia entre el padre Justiniano y Durcot.

Tirinea. La obra de Jesús Urzagasti abrió las puertas a una renovación del lenguaje. Es una novela experimental porque presenta diferentes voces narrativas. A nivel social se destaca porque presenta una visión del mundo mágico del morador del Chaco boliviano. En el libro, un chaqueño enfrenta la modernidad.

La chaskañawi. La obra de Carlos Medinaceli cuenta la vida de un estudiante acaudalado que se enamora de una chola. El autor pinta la realidad sociológica del siglo pasado, ahondando en la división de clases y culturas. A nivel estético, presenta una estructura narrativa bien lograda.

El otro gallo. Del escritor Jorge Suárez, se trata de una novela corta. Describe a la Santa Cruz provincial y captura la esencia misma del camba boliviano. El relato se centra en un bandolero y sus andanzas. Es considerada por los expertos como un ícono de la novela costumbrista del país.

Aluvión de fuego. Esta novela de Óscar Cerruto trata sobre la Guerra del Chaco. Se trata de una obra de belleza estilística que se aproxima a la poesía, a través del uso exquisito del lenguaje. Más allá del enfrentamiento bélico, el autor se hunde en la realidad social y política de entonces.

Matías, el apóstol suplente. Escrita por Julio de la Vega, es quizás la novela mejor lograda de esta lista. Accede a un nivel de sofisticación narrativa y combina de forma rica varios niveles de ésta. A nivel social, la obra reflexiona sobre la guerrilla en Bolivia, pero permite al lector ir más allá del hecho.

Raza de bronce. El libro de Alcides Arguedas marcó su época. Es la obra más representativa de la novela indigenista, que tiene un grupo numeroso e importante de exponentes dentro de la literatura boliviana. Es considerada, además, una de la obras más conocidas fuera de Bolivia.

Fuente: La Razón (25 de agosto)

Categoría(s): Novelas bolivianas

Deja un comentario


Acceder con Facebook
Acceder