Encuentros Sudamérica

Encuentrosud

Casi 3.000 libros sobre la etapa colonial de Bolivia figuran en una nueva obra bibliográfica, elaborada por el historiador hispano-boliviano Josep Barnadas y que estará a la venta a partir de la próxima semana.

La directora del Archivo y la Biblioteca Nacional de Bolivia, Marcela Inch, señaló hoy en declaraciones a la agencia EFE que la obra Biblioteca Boliviana Antiqua de Barnadas contiene referencias a 2.933 impresos registrados en un trabajo que ha precisado de varios años de investigación en ochenta bibliotecas de once países.

El Archivo Nacional editó una tirada de medio millar de ejemplares que estarán en las librerías del país desde la próxima semana, dijo Inch para quien la obra de Barnadas “es monumental” para conocer el pasado de Bolivia que en la colonia se llamó Charcas.

Barnadas nació en 1941 en el pueblo de Alella en Cataluña y vive desde muy joven en Bolivia, país donde tiene su familia y ha sido el centro de toda su investigación histórica.

Su obra “Biblioteca Boliviana Antiqua. Impresos coloniales (1534-1825)” fue presentada oficialmente en la noche del lunes en el Museo de Etnografía y Folclore, en compañía Inch y la secretaria ejecutiva de la Fundación del Banco Central, María Luisa Soux.

El autor registró impresos de charqueños editados fuera de su territorio y de otros autores que en el extranjero escribieron sobre Charcas, con lo cual ha abandonado los criterios tradicionales bibliográficos que exigen la adscripción de una obra al lugar donde se imprime.
La innovación en estos criterios técnicos permitió confeccionar la bibliografía superando la limitación que suponía la no existencia de una imprenta en Charcas durante la colonia.

Inch destacó “el doble esfuerzo” de los charqueños para imprimir sus libros en Lima, México, Buenos Aires o en Europa, ante la dificultad que imponía el no contar con una imprenta en Charcas.
También destacó la inclusión en la “Biblioteca Boliviana Antiqua” de obras que suelen ser consideradas peruanas porque se publicaron en ese territorio en la colonia, pero enfatizó que se trata de “obras compartidas” con lo que fue en su momento Charcas.

De tal forma que Barnadas incluyó a cronistas como el Inca Garcilaso de la Vega o al poeta Diego Dávalos y Figueroa, español que publicó en Perú, pero vivió más tiempo y murió en La Paz.
En palabras de Barnadas, se “ha metido dentro de la bolsa no solamente a quien ha nacido, ha vivido o escrito sobre Charcas”, sino también todas las obras que necesita un estudioso sobre ese territorio que ahora es Bolivia.

El académico enfatizó que tomó esa decisión “así escandalice a quien sea, empezando por los peruanos que son los más celosos de los resabios submetropolitanos indianos”.

La directora del Archivo acotó que con los mismos criterios que usó Barnadas para su obra, Bolivia hizo sus aportes a la Biblioteca virtual iberoamericana “El Dorado” que es proyecto de 33 bibliotecas de Iberoamérica y El Caribe.

De tal forma que Bolivia ha planteado ante El Dorado las obras de Garcilaso de la Vega o Guaman Poma de Ayala porque le “corresponden de igual manera que a los peruanos” que, en su criterio, no hacen reclamos porque saben que se trata de “obras compartidas”, dijo Inch.

Fuente: Agencia EFE

Categoría(s): Noticias

2 Respuestas hasta ahora.

  1. miguel j. tridico dice:

    interesantisima esta obra, por favor donde podria adquirirla en argentina?

  2. Encuentros Sudamérica dice:

    Miguel, pronto te avisaremos donde encontrar el libro en argentina. Donde estas exactamente?
    saludo cordial

Deja un comentario


Acceder con Facebook
Acceder